martes, 18 de octubre de 2011

COMISION NACIONAL UNITARIA DE EXONERADOS Y EX PRESOS

POLITICOS DE CHILE

Santiago, 18 de Octubre de 2011.-

Señora

Directora Ejecutiva

Instituto Nacional de los

Derechos Humanos

PRESENTE


Señora Directora:

En nuestra comunicación de Diciembre pasado, informábamos a ustedes acerca de nuestro pensamiento con respecto a lo que había sido la política que sobre Derechos Humanos había implementado el estado de Chile a través de leyes y otros procedimientos absolutamente divorciados de las obligaciones para con la Constitución Política de Chile y con el Derecho Internacional Humanitario, de cómo, además, de este divorcio violatorio, se habían infringido las normas que constituían estas leyes, manoseando interpretativamente sus objetivos para satisfacer otros intereses como el electoral, etc, etc..

Consecuentes con esta posición crítica, la cual, hemos mantenido durante catorce años, interpelamos a toda la institucionalidad del estado, no encontrando respuesta satisfactoria a nuestra exigencia, a sido la herramienta medíatica, con la cual hemos trabajado durante años, la llave que está permitiendo que este escándalo de insospechadas consecuencias, sea conocido por nuestra sociedad.

El reportaje en cuestión, demostró y comprobó la esencia de nuestra denuncia: conflicto de intereses, tráfico de influencias, en síntesis, corrupción. Ya, otros medios a través del tiempo, habían demostrado por medio de la investigación periodística: privilegios a victimarios y a grupos de poder como ex parlamentarios, ex autoridades políticas y partidos políticos. Ustedes, tienen cinco archivos digitales donde demostramos metodológicamente la sustentabilidad de nuestro pensamiento crítico acerca de esta seudo política de Derechos Humanos.

Sorprendentemente, hoy la institucionalidad del Estado muestra una voluntad por esclarecer estos hechos, que no tuvo ayer. El peso de la verdad doblegó la negligencia y la irresponsabilidad de instituciones que de haber cumplido su rol, habrían evitado tanto daño a personas que ya habían sido dañadas gravemente, y lo más fundamental, para el futuro: el daño que ha sufrido el concepto patrimonial de los Derechos Humanos.

Ante esta situación, solicitamos que la institución que usted dirige, nos informe sobre las acciones que en el marco de las obligaciones que le impone la ley que los regula, iniciaran. Las instancias que hasta el momento hemos acordado con las diferentes instituciones del Estado, son las siguientes:

-Ministerio del Interior: Auditoria sobre 150.000 expedientes de casos

calificados.

-Ministerio del Trabajo: Revisión de beneficios concedidos, con calificación legal.

-Consejo de Defensa del Estado: Se hará parte en las causas ante la justicia.

-Contraloría General de la Republica: Serán auditados dentro de sus facultades, beneficios y empresas exoneradoras.

-Cámara de Diputados: Comisión Investigadora.

-Ministerio Público: Designación de Fiscal Preferente. (solicitud)

-Corte Suprema: Nominación Ministro en Visita. (solicitud)

Como ustedes ven, una acción que solamente aborda el tema Exoneración Política, algo que los obliga por nuestra denuncia y la acción medíatica de los medios de comunicación, pero nos preguntamos, que ocurre con los otros escándalos referidos al tema Derechos Humanos: El caso del Retorno del Exilio con tres informes de Comisiones Investigadoras de la Cámara, que fueron sofocados por la acción del poder, y cuyas víctimas se encuentran en total desprotección; El caso de las becas Valech, con informe de Comisión Investigadora, que acusa graves irregularidades en forma parcial, y también desprotección para las victimas estafadas e impunidad para los responsables, por la inacción de la institucionalidad hasta este momento.

Nunca rechazamos la creación de una entidad que dentro de la estructura del estado se preocupara de los Derechos Humanos, era una falencia necesaria de abordar por nuestra condición de país violador de estos derechos desde la creación de la República. Lo que fijábamos eran prioridades, primero, que el Gobierno de Bachelet, aclarará estos escándalos que entregaban sumados a la falta de verdad y justicia, un resultado desolador. Desgraciadamente, esto no fue así, hoy tenemos que enfrentar lo oprobioso que resulta una política ineficaz en materia de verdad y justicia, agravada por la corrupción que profundiza aún más su precariedad.

Queremos que el Instituto de los Derechos Humanos de Chile, sea un garante de los derechos fundamentales de nuestra sociedad, dentro de las limitaciones de su normativa fundacional, creemos interpretar a la sociedad en este anhelo, para lo cual, y con respecto al tema que nos preocupa, solicitamos por su intermedio a la institución lo siguiente:

I.-Estudio en Derecho de la Constitucionalidad de las leyes llamadas de Derechos Humanos: Rettig; Retorno; Exonerados Políticos; Prisión Política y Tortura; Prais.

II.-Participación como parte, en todas las acciones que el resto de las instituciones del Estado han iniciado e inicien con respecto al tema Exonerados Políticos, Ex Presos Políticos y Retornados.

III.-Participación como parte, en juicios sobre: desaparición forzada y ejecución política.

IV.-Informe Extraordinario al Alto Comisionado para Derechos Humanos de las Naciones Unidas, con sede en Ginebra, sobre los sucesos relacionados con: Retorno del Exilio, Ex Presos Políticos (Becas Valech), Exonerados Políticos.

V.-Intermediación para una reunión en conjunto con el Comisionado Regional de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos con sede en Santiago.

Nuestra solicitud se encuentra regulada por los derechos que nos asisten como ciudadanos de la Republica, además de los contenidos en la ley Nº 20405: Arts. 2º; y 3º - Nºs. 1 al 5.

Saluda atentamente a usted.

Raúl Jóse Celpa López

Presidente Nacional

Calle: Dieciocho Nº 45 Of 301 – Santiago de Chile – Fono 6355233

E-mail: raulcelpa@gmail.com_________________